EL MATERIAL DE TUS IMPLANTES DENTALES

Más allá de la decisión estética, para llevar a cabo el implante de una pieza dental, en Clínica Dental Sánchez del Campo de Llanes, Asturias, tomamos en consideración aspectos como la posición natural de la pieza dentaria –ya sea incisivo, canino, premolar o molar–, el estado del hueso, la técnica a emplear y el material con el que deseamos esté confeccionado el implante.

Este último aspecto, el material del implante dental, es muy importante por multitud de razones. Entre ellas destacan su compatibilidad, su calidad o su resistencia. Todas estas variables nos servirán para garantizar la mayor duración y utilidad de nuestros implantes dentales.

Es por tanto el tipo de componente de los implantes el que determina su eficacia.

Es fácil de entender que los mejores materiales tengan un coste más alto, sin embargo, no debemos confundir el coste del implante con el coste del tratamiento. En general los dentistas que trabajamos con los mejores materiales, tenemos mayores tasas de éxito que aquellos que trabajan con materiales de poca calidad pues está científicamente comprobado que cuanto mejor es el implante dental mejores son los resultados a corto y largo plazo y mayor.

Y esto, a la postre, se traduce en gran ahorro para el paciente ya que se evitan la mayoría de los costes añadidos que surgen cuando se opta por un material inadecuado.

Titanio, el material ideal para los implantes dentales

Los avances tecnológicos han permitido desarrollar fantásticas técnicas de implantología dental efectivas e indoloras. Y aunque también se han producido nuevos materiales, el más recomendado por nosotros por su efectividad y rendimiento es el titanio.

• Implantes dentales de titanio

El titanio tiene múltiples aplicaciones médicas. Su ligereza, su resistencia y sobre todo su baja constante elástica le confieren una gran bio-compatibilidad que le permite integrarse en el tejido óseo de modo muy natural.

Explicándolo de una manera técnica, con el titanio conseguimos que las cargas se repartan de forma más equitativa entre hueso e implante, alcanzando un menor índice de degradación ósea y reduciendo la posibilidad de las complicaciones médicas que mencionábamos anteriormente.

Por otro lado, el titanio es un metal no ferromagnético lo que permite a los pacientes que los portan ser examinados con absoluta seguridad por aparatos de resonancia magnética.

Pero, aunque todas las razones anteriores son muy válidas para decidirnos por el titanio, la razón principal de su gran aceptación por parte de todos los profesionales de la salud dental es la velocidad de los tratamientos. Gracias al titanio podemos unir en muy poco tiempo, la superficie del implante con el hueso maxilar inferior o superior del paciente evitando problemas de movilidad de las piezas.

Además, dependiendo del tipo de implante de titanio que utilicemos –Endoóseo, Yuxtaóseo, Pterigoideo o Cigomático–, podremos recortar más el tiempo de recuperación.

¿Todos podemos utilizar implantes de titanio?

Elegir un implante dental no es sencillo. El paciente debe ser evaluado para determinar cuál es la mejor opción en base a la bio-compatibilidad esperada del implante con el hueso. En la mayoría de las ocasiones en Clínica Dental Sánchez del Campo de Llanes, Asturias recomendamos el titanio por ser, desde todos los puntos de vista, la mejor opción. Sin embargo, tras la exploración se pueden detectar casos de alergias o incompatibilidades que nos conduzcan a emplear otras soluciones como la cerámica, por ejemplo.


Medicalta

Medicalta ayuda a las empresas del sector salud a crecer prestando servicios de investigación, marketing y comunicación. Para ello, y tras la toma y análisis de datos de opinión y comportamiento, generamos experiencias que satisfacen mejor las necesidades de los pacientes.

Leave comment